17 mar. 2014

Jabón de Alepo, recreando un clásico.


Por fin un jabón.


jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesanaso, aceite de oliva, manteca de laurel


Despúes de unos meses que, entre pitos y flautas, idas, venidas, puesta en marcha del blog y de la comunidad de jaboneros, ampliación de círculos, eventos, premios, Tipos 3... o tal vez por dejadez, vagancia, desidia, falta de ganas y de dinero para materias primas (por qué no decirlo), no he hecho ni un puñetero jabón.
El otro día, en un extraño momento de lucidez, me dije: " A ver Carlinos, esto no puede seguir así, llevas tres meses mareando la perdiz y eso no es serio, así que o jaboneas un poco o te dedicas a la poesía"
La elección no podía estar más clara habida cuenta de que nunca he sido capaz de rimar más allá de corazón con camión, deseo con a donde mire te veo, si te doy un beso no salgo ileso y ese tipo de cosas tan sosas y horrorosas...(vamos a dejarlo ahí).
Así que no me quedaba más escapatoria que hacer un jaboncito...
"¿Y por qué un jaboncito pudiendo hacer un jabonazo de los de verdad?, si resulta que tengo macerando desde hace meses un montón de oleato de bayas y hojas de laurel en aceite de oliva virgen y por si esto fuera poco, y despúes de pegarme un ímprobo currazo con los, calculo yo, 4000kg de bayas que recogí este otoño y las, calculo yo, 3000 horas invertidas en el proceso, también cuento con la escalofriante cantidad de 150gr de manteca de laurel que está más que lista y pidiendo a gritos ser usada antes de adquirir vida propía. Pero si hasta tengo aceite esencial de laurel que compré para una ocasión como esta y que después dejé olvidado en la alacena. Y ante todo y por encima de todo tengo un pedazo sello de Omar (http://elomar-pasitoapasito.blogspot.com.es/) sin estrenar y al que tengo que rendirle cumplido homenaje. ¿Pero cómo puedo llegar a ser tan burro de no haberme dado cuenta antes de los tesoros que tengo a mi disposición?"


jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel


Pues venga, manos a la obra. Evidentemente con la lista que os acabo de enumerar el "jabonazo de los de verdad" no puede ser otro que un Alepo, aunque la verdad no se que opinarían mis amigos sirios de mi atrevimiento al llamarlo así, seguramente es más correcto decir que el jabón es de laurel al estilo Alepo. Aún recuerdo el rebote que me pillé cuando siendo bastante más joven de lo que ahora soy y quizá por eso bastante más intransigente, un amigo me invitó a un "queso Cabrales que hacían en Burgos". Siendo asturiano como soy (de nacimiento y de vocación) aquello era más de lo que yo podía soportar y el susodicho Cabrales burgalés casi nos causa un disgusto y el fin de una amistad que prometía ser eterna. Hoy, pasados ya un montón de años puedo deciros que la amistad no fue eterna y que el queso, aunque no fuera de Cabrales, estaba cojonudo. Así que si entre mis lectores se encuentra algún sirio con apego a las denominaciones de origen le pido disculpas e intentaré enmendar mi atrevimiento haciendo justicia a su jabón, su historia y sus excepcionales cualidades.
Sirva también esta entrada de rendido homenaje y sincero apoyo y solidaridad con ese pueblo que, una vez más y debido a la falta de humanidad y abundancia de despótico desprecio por las clases más desfavorecidas por parte de los que tienen el poder y los privilegios (los de siempre, vamos) está soportando y padeciendo una trágica guerra civil con miles de muertos y millones de desplazados. Lo que empezó siendo una protesta se ha convertido en una auténtica tragedia humana ante la indiferente mirada de los países desarrollados (lo de siempre, vamos).
Va por ese pueblo:
Este maravilloso jabón es originario de la antiquísima ciudad de Alepo, conocida en la Antigüedad como Khalpe, Beroea para los antiguos griegos, y Halep para los turcos, está situada al noroeste del país y se encuentra en una posición estratégica a mitad de camino en la ruta comercial que une la costa mediterránea y el Éufrates. Está considerado el primer jabón sólido del mundo y su modo de fabricación, que se remonta a más de 2.000 años no ha tenido variación hasta nuestros días. El aceite de oliva, el agua y la sosa se mezclan en enormes calderos cuya pasta es removida continuamente (noche y día) con palas de madera durante varias jornadas. Realizada la cocción y completado el proceso de saponificación se añade el aceite de laurel. Una vez comprobada su calidad por el maestro jabonero se extiende sobre el suelo, se corta en trozos rectangulares y se seca en lugar fresco, oscuro y seco durante unos 9 meses.
jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

La técnica de elaboración de estos jabones llegó a Europa por medio de las cruzadas, en el siglo XII y es el origen de los jabones artesanales italianos (Savona), españoles (Castilla) y franceses (Marsella) basados en el aceite de oliva.
Es adecuado para todo tipo de pieles, en especial aquellas que son sensibles y con problemas de dermatitis, psoriasis, acné, ezcemas, quemaduras e irritaciones. Es antiséptico, antioxidante y antiinflamatorio gracias al laurel y humectante, suavizante, hidratante, regenerativo y nutritivo y unas cuantas cosas más gracias al maravilloso y nunca demasiado laureado (nunca mejor dicho) aceite de oliva.
Y como hoy estoy que lo regalo en vez de las acostumbradas 3 ó 4 fotitas os dejo 14, la verdad es que me quedaron tan chulas (o eso al menos me parece a mi) que como no sabía con cuál quedarme al final decidí ponerlas todas y que seáis vosotros quienes escojáis las que más os gusten.
Por cierto, deciros que os aseguro que cuando salí de casa con mis jabones y la cámara de fotos rumbo a la casa de la aldea, estos eran de un color verde intenso y precioso que ya por el camino se fue poniendo pastel para acabar, medía hora más tarde, de este color marroncillo que veis en las fotos. Es algo normal en este jabón al oxidarse en contacto con el aire pero me sorprendió bastante en esta ocasión la velocidad de la metamorfosis cromática que incluso se aprecia de una foto a otra. En teoría, pero no pienso hacer la prueba, si los cortase su interior seguiría siendo de ese verde laurel que apetece comerlo.

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel

jabón de Alepo, jabón de laurel, jabón artesano, aceite de oliva, manteca de laurel


¿Te ha gustado la entrada, te ha parecido al menos interesante o piensas que mejor me dedico a la poesía...?
Déjame por favor tu opinión en forma de comentario, es la única manera que tengo de saber si voy por buen camino.
Muchísimas gracias si has llegado hasta aquí y si no, pues también. Un saludo.

Reacciones:

18 comentarios :

Tania dijo...

Carlos que bonito! vaya fotos que te marcas, envidia pura!

Carlos muñiz dijo...

Gracias Tania, el mérito de las fotos, como ya he dicho en alguna otra ocasión, no es mio si no del jabón que fue muy bueno y se estuvo quietecito mientras yo apretaba el botón. Un saludo.

amparium dijo...

Vaya reportaje bonito de fotos! Y encima jabón de laurel, todo un lujo....Enhorabuena!

Carmen Lorenzo dijo...

¡Qué fotos más chulas! Y qué jabón tan bien logrado. Más vale tarde que nunca. Vale la pena esperar si al final podemos ver estas maravillas.
Un saludo

Ana María dijo...

Y dices que yo soy buena fotografa!!! Pedazo entrada, me encantas las fotos y el jabón, son preciosos y el sello le va como anillo al dedo. Aunque tardes 3 meses en hacer jabones, desde luego vale la pena la espera. Eres un artista, del texto no te digo nada que te nos vas arriba....jejeeje. Enhorabuena!!!

Carolina Lorenzo dijo...

¡Precioso reportaje de fotos! ¡Inmejorable jabón! Y para terminar, ¡ingeniosa publicación!
En tu línea.
Felicidades.

Carlos muñiz dijo...

Gracias a todas, de verdad que me alegra un montón que os guste. Al final va a ser que voy bien encaminado...y yo que empezaba a plantearme lo de la poesía.

Carmen Al dijo...

Oioioioiiiiiiiiiiii..... Carlinossss... me has dejao ojipláticaaaaaa..... Peazo de fotossss.... El jabón preciosoooo... Qué arte jajajaja... ainsss, me río porque no sé si la Comunidad nos está afectando mucho... te lo digo porque tú te has llevado los jabones a tu casa de la aldea, pero es que el último que yo he hecho me lo llevé a la playaaa.....
Felicidades Carlos.... por el jabón, por la entrada y por esas pedazos de fotos ...

Carlos muñiz dijo...

Jajaja. ¿A ver si ahora va a tener la culpa Bloggeros jaboneros de que estemos todos un poco zumbaos con el tema de los jabones? Yo creo que no, más bien me parece que ya estábamos afectados y lo único que hemos hecho a sido juntarnos. en mi caso te puedo decir que hace años que levanto suspicacias llevándome a "mis chicos" de paseo a la mínima ocasión que se me presenta. A la playa, a la montaña, al río, al bosque... cualquier escusa es buena para hacerles unas fotitas, me encanta lo de localizar exteriores para mis jabones.

ROSANI dijo...

que maravilla carlos muy bonitos y las fotos estan bien enhorabuena

iReNin dijo...

Me dan ganas de probarlos!! Muy chulos!

Carlos muñiz dijo...

Gracias Rosani, se hace lo que se puede...

Carlos muñiz dijo...

iReNin, encantado de tenerte por aquí. ¿Cuando dices probarlos te refieres a en la piel o a comerlos? La segunda opción no te la recomiendo...

Carmen Al dijo...

Carlos, yo es que todavía no he tenido muchos 'chicos' ... Pero la fotografía me encanta y hago 'mis pinitos' desde hace tiempo. Los otros días, el jabón de Belinda en su azotea me inspiró para hacer exteriores y mira por donde... jejeje.. es que el refranero español es muy sabio... 'Dios los cría y ellos se juntan'... Tienes razón... la comunidad es la excusa que nos hacía falta para encontrarnos y conocernos....

Beatriz Araus dijo...

Una entrada estupenda. Quizás lo tuyo no sea la poesía, pero está claro que la prosa sí..., y el jabón. Me encanta ese corte cúbico y qué decir del sello. Al ver las primeras fotos pensé que eran montajes, grata sorpresa comprobar que no había truco. Un poco arriesgada la del río, ¿no?
Enhorabuena, sigue escribiendo y jaboneando, lo haces muy bien. Un saludo. Alazul

Carlos muñiz dijo...

Pues si, a mi el corte cúbico también me gusta mucho. Hace tiempo decidí que los jabones "clásicos" que hicieran estas manos tendrían ese formato y la verdad es que cada día y a cada jabón me gusta más.
De montaje nada, aquí va todo a pelo y sin red para el trapecista.
Muchísimas gracias Alazul por tus comentarios, son de los que de verdad te animan a seguir. Un saludo.

Encarna Ferrer dijo...

Muy buena entrada. Receta, por favor! Gracias por compartir.

Sara Primoy dijo...

Gracias por publicar sobre ese jabón. Podría por favor darme la receta.Me encantaría hacerlo. Gracias