25 ene. 2014

Entre cosas extrañas y fenómenos inexplicables II.

Hola Tipo 3, ¿como te ha ido la semana? Yo por mi parte he estado muy ocupado dándole vueltas a tu perfil y después de mucho meditar he llegado a la conclusión de que lo mejor que puedo hacer por ti es preguntarte: ¿De verdad sigues empecinado en el tema de hacer jabones caseros?¿Si?¿Estás seguro?... Bueno, está claro que entre tus atributos más reseñables se encuentra el de que eres un cabezón  redomado, así que voy a ver si puedo ayudarte intentando aclarar algún concepto al que tal vez (eso indica tu casuística) no has prestado la atención que requería. No me atrevo a meterme en todos los aspectos de tu personalidad y/o circunstancias, que te han llevado a enmarcarte dentro del Tipo 3, pero hay uno en concreto que me parece que, debido a su extraordinaria importancia para el desarrollo de tu futuro jabonero, debemos tratar con cierto rigor. 

Fenómenos inexplicables (Ella)

Si el jabón es una cosa extraña, que decir de Ella. Evidentemente no puedes definirla como cosa, es mucho más que eso y además, no queda bien. Por otro lado y, a estas alturas, tampoco deberías decir que sea una extraña, con la de historias por las que habéis pasado juntos y con la de veces que ha aguantado tus gilipolleces: "No mujer, no voy al dentista porque yo solo soy capaz de regenerarme esta encía." Y acabasteis en urgencias a las 4 de la madrugada...
Así que no puedes decir que sea una extraña, aunque a veces te lo parezca, porque no sería justo. Creo que más acertado sería que, en vez  de "cosa extraña", al referirnos a Ella (y a ese halo que la rodea), hablemos de "fenómenos inexplicables". ¿Como llamarías si no a esa serie de acontecimientos que, sin razón aparente, te han venido sucediendo desde que Ella (y ese halo que la rodea) entro en tu vida?
Te pongo un ejemplo. ¿Te parece bien, dado lo mucho que significó para ti, que hablemos del Cajón de los calcetines desparejaos (osea todos tus calcetines)?
Pues si, ese maravilloso espacio, reserva de la biodiversidad, que un día creaste de forma fortuita y que con el tiempo, debido a sus extraordinarias condiciones medioambientales, llegó a albergar un gran número de especies, vivas o no. Paradigma del caos, réplica a escala del universo y que merecería por si solo un estudio de alguna prestigiosa universidad. Por cierto, me acaba de llegar un retwitt donde dice que la universidad de Tampere (Finlandía) a publicado un estudio donde afirma que "ver mujeres desnudas aumenta la inteligencia masculina". ¿Vendrá de ahí. querido amigo, nuestra manifiesta precariedad cognitiva?,¿tal vez no hallamos visto suficientes...? Pero según esta teoría, Dínio tendría que poseer un Nobel y un Principe de Asturias de las ciencias por lo menos...no se, no lo veo muy claro.
Mejor dejémoslo ahí y centrémonos, al menos de momento, en lo que nos ocupa.
Ese Cajón de los calcetines desparejaos (osea todos tus calcetines), guardián y custodio de los secretos de la materia, génesis del tiempo y del espacio y por el que tú, hubieras dado tu vida. Ese cajón, de un día para otro... sencillamente dejo de existir, o mejor dicho, sufrió una profunda metamorfosis. Donde había vida, energía, fauna y exuberante vegetación, además del metro, tlf móviles antiguos y sus respectivos cargadores, facturas, recibos, notificaciones, alicates, mecheros sin gas, uno con gas, llaves, tuercas, fotos de alguna novia aún más antigua que los móviles y (nunca supiste como llego hasta ahí) medio chorizo de cantimpalos...y un larguísimo etc. ¿Qué hay hoy?
Nada, muerte y desolación, ni rastro de organismos vivos y en su lugar han aparecido ordenadas, disciplinadas e inertes filas de: "A la izquierda los calzoncillos, a la derecha los calcetines." Te aclaró Ella (y ese halo que la rodea) al ver la duda escrita en tu mirada. "Así que esa especie de albóndigas textiles son los calcetines...¿Y caben dos en cada una?" Pensaste tu al captar la certeza de su mirada. ¿Y sabes lo peor de todo? Lo peor de todo es que después no paso nada. Asististe a la apocalipsis de tan complejo y apreciado cosmos y no te diste ni cuenta, tan extasiado estabas contemplándola hacer albondigas con tus calcetines que ni siquiera reparaste en el verdadero alcance de tan bárbaro genocidio. Es o no es eso un fenómeno inexplicable.  
Dice una conocidísima canción obra de un gran poeta contemporáneo (por favor que vuelva el siglo de oro): "Ella, se desliza y me atropella..." Vaaale, aunque sea un poco rarito y en pos de no romper la métrica del texto, aceptemos que la susodicha Ella (y ese halo que la rodea) se desplaza en trineo o que tiene algún que otro gen compartido con esos bichos de la lengua bífida, que también podría ser, pero eso de "me atropella" ¿En la primera línea de la primera estrofa ya lo ha atropellado y el sigue cantando (con estribillo y todo) pedazo canción? ¡Pero si son una jartá de minutos! ¿No debería estar camino del hospital más cercano en vez de seguir desgañitándose que si Ella, que si Ella...
"Está encoñao" diría mi abuela y seguro que con razón pero a mí no deja de sorprenderme el fenómeno inexplicable de tan grande obcecación como la que muestra el muchacho este.
Podríamos seguir poniendo ejemplos. Sin pararme demasiado se me ocurre una larga lista de ellos que encajarían a la perfección con lo que intento explicarte pero la paciencia de mis escasos lectores es limitada, no conviene abusar de ella y que se larguen (si no lo han hecho ya) del blog sin dejar un pequeño comentario así que vamos directamente a intentar esclarecer ese fenómeno inexplicable que a ti tanto te preocupa y que es el único que ni es fenómeno, ni es inexplicable.
De las 3.514.500.000 Ellas (y ese halo que las rodea) que habitan el planeta. ¿Como es posible que te haya tocado la única que no aprecia tus jabones? ¿ Y por qué a Ella (y a ese halo que la rodea), por qué justamente a Ella (y a ese halo que la rodea) no le gustan tus jabones? En realidad tu ya sabes la respuesta pero, por si te sirve de ayuda, en la siguiente entrada de esta trilogía analizaremos las cosas que no deberías haber hecho y seguramente hiciste.

Reacciones:

4 comentarios :

ALBERTO MARCOS ÁLVAREZ dijo...

Me has sorprendido con tu blog... Carliños. Muy completo e instructivo. Sigue con ello. Te seguiré. Un abrazo de otro Namber wan.

Carlos muñiz dijo...

Gracias amigo pero no se de que te sorprendes, a estas alturas ya deberías de saber que cuando uno está aburrido puede ser capaz de cualquier cosa...y a veces, cualquier cosa puede llegar a salir bien. Un beso muy fuerte, a ti no, a esa Ella (y ese halo que la rodea) que tienes a tu lado. Pa ti dejémoslo en un afectuoso saludo.

mmarlm dijo...

Esperamos impacientes la continuación ... ¡nos mata la intriga!

Carlos muñiz dijo...

Gracias mmarl pero tampoco hay que pasarse que van a pensar que os pago para que dejéis comentarios. Y si lo que quieres es intriga te recomiendo que te leas el proyecto de reforma de la ley del aborto de Gallardón. A mi me tiene profundamente intrigado con que parte de su cuerpo la habrá escrito...